Otra de las enfermedades de las glándulas sudoríparas se conoce como glándulas sudoríparas inflamadas. Esta enfermedad es muy peculiar, la principal causa es la obstrucción de las glándulas sudoriparas que no pueden eliminar correctamente el sudor, por lo que se produce una leve hinchazón de la zona afectada, además que esto aumenta debido a que la inflamacion de las glandulas sudoriparas ocasiona un exceso de liquidos que deben ser excretados.

El tratamiento de esta enfermedad suele ser complicado y se debe consultar con el especialista, ya que a veces suele desaparecer con una correcta administración de antibióticos o en ocasiones suele ser necesario una pequeña cirugía para eliminar el sudor atrapado dentro de la piel.

Al examen, vemos un área inflamada causada por la condición médica de las glándulas sudoríparas. En ocasiones puede haber dolor que permanece hasta que la lesión cure, ya que toda inflamación se presenta con un cuadro doloroso. La mejor recomendación en estos casos es identificar el problema a tiempo para que la infección no se propague afectando a más glándulas. Lo más interesante del caso, es que en ocasiones esta enfermedad suele remitir sola sin necesidad de tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *